El tratamiento inicial consiste en reposo relativo, medicación antiinflamatoria y fisioterapia. Si no evoluciona adecuadamente, se pueden infiltrar corticoides o ácido hialurónico. Actualmente se están obteniendo buenos resultados en estadios no muy avanzados con infiltración de factores de crecimiento plaquetarios: son unos fragmentos celulares que se encuentran en la sangre y tienen propiedades curativas. Consiste en extraer las plaquetas del propio paciente, que se activan y se inyectan en la articulación artrósica, lo que produce en la mayoría de los casos, una mejora de la sintomatología.

En casos muy avanzados, el tratamiento recomendado es una prótesis de rodilla.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

2014 © Copyright - Andrea Regina by PantherGroup

Teléfono de contacto        956 632 595 / 956 669 999