Algunas personas sufren reacciones adversas cuando consumen determinados alimentos, estas reacciones pueden ser clasificadas como: alergias alimentarias (cuando está involucrado el sistema inmune) o intolerancias alimentarias ( cuando no está implicado el sistema inmune). Normalmente la reacción no ocurre tras la primera ingesta del alimento, si no que se requiere un tiempo previo de contacto que provoque sensibilización.
Hay descritos mas de 120 alimentos que pueden causar problemas; los más comunes son los frutos secos, huevos, pescado, proteínas de la leche de vaca, mariscos y cereales con gluten.
Existen estudios que afirman que el 85% de los niños con alergia alimentaria durante los tres primeros años de vida, pierden la sensibilidad a la mayoría de los alimentos con mayor potencial alergénico, entre ellos al huevo, la leche, el trigo y la soja. Sin embargo, la alergia a frutos secos, pescados y marisco, habitualmente persisten. En la actualidad existen novedosos tratamientos efectivos para algunas alergias alimentarias; como por ejemplo la alergia a la leche de vaca o al huevo, en aquellos pacientes que a partir de los cinco años de edad no han superado este tipo de alergia, de forma natural, permitiendo la adquisición de tolerancia oral sostenida a estos alimentos. El tratamiento consiste en administrar de forma controlada, en el hospital, dosis crecientes del alérgeno alimentario al cual el paciente, en este caso el niño, es alérgico. De esta forma se intenta alcanzar la tolerancia oral de cierta cantidad del alimento diaria; evitando así que el paciente tenga reacciones alérgicas tras ingerir el alimento de forma accidental y, a su vez, que éste pueda tomar cierta cantidad del alimento al que es alérgico.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

2014 © Copyright - Andrea Regina by PantherGroup

Teléfono de contacto        956 632 595 / 956 669 999